Lo Atemporal del Sentir


En ocasiones el cerebro, sin motivo aparente dosifica al cuerpo con quí­micos que provocan un estado de éxtasis, que aunque es natural resulta sintético. En otras ocasiones la dosificación responde a un estí­mulo. Conozco bien esta sensación, de hecho en las largas etapas de vigilia que suelo tener, mi cerebro no da crédito a la enorme cantidad de sustancias que mi cuerpo solicita.



No estoy hablando de estimulantes, es más; ni siquiera de eventos o elementos externos, quizá logré explicarlo si listo alguna de las formas en las que usualmente siento algo similar aunque de mucha menor intensidad.

Cuando era...
Cuando era...

  • Despiertas después de varias horas de sueño placentero y descubres que faltan dos horas para que el despertador suene, estiras un poco tu cuerpo y decides no moverte hasta que el tiempo obligue a que se emitan esos sonidos electrónicos que indican el inicio de tu día.
  • Cuando en una importante reunión el cliente explica a tu jefe lo que tú ya le haz explicado anteriormente sin resultados y ahora por fin comprende (y sabes que volverá a pasar ;-( ).
  • Caminas sólo, con rumbo conocido (pero sin necesidad), por la noche, en la ciudad (tuya pero desconocida), suena tu móvil y aunque sabes que no es (ni será) esa persona, por un instante imaginas que lo es…
  • Cuando vez a extranjeros en el metro, con esa actitud que intenta destruir el aislamiento cultural y esa chispa que se genera en las personas que con gran apertura descubren lo viejo como nuevo…
  • Cuando observas a una persona desconocida y creas un universo paralelo en el que esa persona se integra a tu vida (y tu a la ella), hasta que desaparece de tu vista y eventualmente de tu pensamiento…


La lista es larga y quizá en otro post continúe…

Las fotografí­as de este post son de la Exposición Colectiva 45 dí­as en 8 horas (del 18 de marzo al 31 de mayo, AMICEE – Balderas No.94, Col. Centro, DF) a la que asistí­ gracias a la invitación de http://www.antenaradial.org, la cuál no esta por demás mencionar celebró su primer aniversario.


One response to “Lo Atemporal del Sentir”

Leave a Reply